Archivo por meses: febrero 2015

11-category

¿Es necesario tomar Omega-3? ¿Qué es el DHA? ¿Cómo elegir bien?

11-category

La semana pasada, en una reunión con la profesora de mi hijo, le expliqué que le estaba dando DHA, pues mejoraba su concentración, su rendimiento e incluso su comportamiento.  Cuál fue mi perplejidad cuando me preguntó qué era el DHA.  Así que dedicamos esta entrada a la gente que no sabe lo que es o que ha oído hablar del omega 3 pero no sabe bien para qué es (hoy en día hasta se ven anuncios que promocionan leche enriquecida con Omega-3, de lo cual preferimos reservarnos nuestra opinión).

Asimismo, quien conozca para qué sirve el DHA, con esta entrada podrá conocer por qué hay tanta variedad de precios en el mercado, y por qué no debería regirse por el precio del bote, pues a veces el más barato resulta el más caro (por la poca cantidad aportada) .

¿Qué es exactamente el Omega 3? ¿Es tan necesario como se comenta? ¿Para qué situaciones o enfermedades está especialmente indicado? ¿Por qué hay tanta diferencia de precio entre los fabricantes?

Uno de los principales objetivos de la nutrición en nuestros días es la calidad y cantidad de grasas que ingerimos.  Aunque hay gente que oye grasa y lo atribuye a engordar, lo cierto es que las grasas son necesarias en nuestro organismo.  Uno de los principales retos actuales es conseguir la ingesta de una proporción adecuada de ácidos grasos (AG), entre ellos los esenciales (AGE), ya que el cuerpo no es capaz de sintetizarlos y sólo podemos obtenerlos a través de los alimentos:

  • Ácido Oleico, representante y mayoritario de los Omega 9, contenido, sobre todo, en el aceite de oliva (ácido graso monoinsaturado).
  • Ácido linoleico, ácido graso esencial representante de la serie Omega 6, presente, mayoritariamente, en los aceites de semillas (ácido graso poliinsaturado).
  • Ácido Omega 3, cuyo precurso es el ácido graso poliinsaturado esencial alfa-linolénico o LNA, presente en aceites vegetales, y que incluyen EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico); este último es el que tiene mayor número de átomos decarbono (22) y dobles enlaces (6), y se encuentran en los pescados, especialmente en los de tipo graso.

acidos-grasos1

Los estudios de la evolución de la dieta humana indican que los cambios más importantes se han producido en el tipo y cantidad de ácidos grasos y de antioxidantes en los alimentos.

Los cambios ocurridos en la alimentación durante los últimos 200 años, como el incremento del consumo de ácidos grasos saturados y disminución del consumo de polinsaturados, actúan promoviendo la aparición de enfermedades degenerativas, ateroesclerosis, diabetes mellitus, hipertensión arterial, obesidad y determinados cánceres.

La OMS recomienda entre 1000 y 2000 mg/día, cuando lo habitual en los países industrializados es no superar los 100 mg/día.  

Con la dieta actual es muy difícil obtener los niveles de DHA necesarios, ya que su carencia la hemos arrastrado durante generaciones. Por ello, cada vez más gente lo toma en forma de suplemento.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL DHA?

Todavía hoy se están investigando nuevas aplicaciones sobre el DHA, pero lo que sí sabemos es que se incorpora en la membrana celular, concretamente en los fosfolípidos, y que es esencial en las células del cerebro, del ojo y del sistema nervioso central y en la leche materna y el esperma.  Su ingesta previene una larga lista de problemas de salud, especialmente de tipo degenerativo.

BENEFICIOS DEL DHA:

riesgos_introCEREBRO-MANOS-bvision1

SISTEMA CARDIOVASCULAR – Regula los niveles de triglicéridos y lípidos en sangre; eleva los niveles de HDL-colesterol (colesterol bueno); aumenta la vasodilatación arterial (mayor protección ante los efectos dañinos del tabaco); menos probabilidad de padecer problemas cardiovasculares en mujeres postmenopáusicas con o sin tratamiento hormonal sustitutorio; reduce la hipertensión arterial moderada; disminuye el riesgo de trombosis; reduce el riesgo de arritmia y muerte súbita.

CEREBRO, TEJIDOS NERVIOSOS Y VISIÓN – Las concentraciones más altas de DHA se encuentran en el sistema nervioso central y el cerebro, especialmente en las partes de éste que necesitan una elevada actividad eléctrica.  Sus 6 dobles enlaces permiten una adecuada conexión entre los neurotransmisores y los receptores, lo que es básico para una óptima comunicación nerviosa.  El 60% del cerebro es grasa estructural, de la cual el 25% es DHA.  Sus mayores concentraciones se encuentran en el Córtex cerebral (parte exterior del cerebro), en las Membranas sinápticas (terminaciones de las neuronas, donse se transfieren los mensajes) y en los Fotoreceptores (parte de la retina, tejido del cuerpo que tiene la concentración más elevada de DHA, el cual es crucial para su formación en el feto y en los niños, que incide directamente en el cociente intelectual, en una mayor agudeza visual y un mejor procesamiento de las imágenes).

SISTEMA INMUNITARIO – Según estudios realizados en el Departamento de Microbiología e Inmunología en dos Universidades de Indianapolis, USA, el DHA aumenta las propiedades de la membrana celular y mantiene el nivel de linfocitos necesarios para las reacciones inmunitarias requeridas.  El DHA retrasa la formación de los tumores, disminuye su tamaño e incluso con una ingesta elevada provoca la necrosis del tumor. Activa los mecanismos antioxidantes de las células.

DHA

SITUACIONES, PROBLEMAS O PATOLOGÍAS QUE PUEDEN MEJORAR NOTABLEMENTE CON EL APORTE DE DHA COMO SUPLEMENTACIÓN

  • Imprescindible para la gestación y la lactancia.  También ayuda en la depresión post-parto.
  • Retinitis pigmentaria, dislexia, degeneración de la mácula, formación de cataratas, glaucoma y progresión de la miopía.
  • Necesario para el desarrollo neuronal de los niños, desarrollo psicomotor y mental.  Estudios hechos con grupos de niños que presentaban un trastorno de déficit de atención e hiperactividad constataron proporciones bajas de ácido araquidónico y DHA en plasma.  El Grupo de Apoyo a Niños Hiperactivos de Inglaterra ha estudiado que los niños con este déficit no pueden metabolizar ni absorber normalmente los ácidos grasos esenciales, por lo que las necesidades de estos niños son más altas de lo normal.  Esta disfunción acostumbra a presentar otros síntomas como son eccemas, asma y alergias, debido a la formación defectuosa de las prostaglandinas.  En estos casos también se ha observado un déficit de zinc, oligoelemento necesario para la conversión de ácidos grasos esenciales en protaglandinas.  El trigo y la leche también pueden bloquear esta conversión.
  • Procesos inflamatorios, como artritis reumatoide, osteoartritis, asma, alergias, eccema, dermatitis atópica, psoriasis, colitis ulcerosa, enfermedade de Crohn, enfermedad inflamatoria intestinal (EII), enfermedad de Raynaud e hipersensibilidad a los rayos UVA.
  • Depresión, esquizofrenia, alzheimer, demencia senil y desorden bipolar.
  • Diabetes (mejora la función de los receptores de insulina, baja los niveles de glucosa, regula el nivel de lípidos en sangre, factor de riesgo de aterosclerosis, ayuda a corregir los síntomas de neuropatía, como dolor al engullir y destrucción de los nervios y terminales nerviosas).
  • Control de Peso: aumenta el metabolismo y la producción de energía, lo que ayuda a aumentar nuestro tono muscular y, por consiguiente, quemar más grasa.

¿POR QUÉ HAY TANTA DIFERENCIA DE PRECIO ENTRE LOS FABRICANTES?

Por varias razones; debemos valorar la concentración del aceite y la biodisponibilidad, influenciado por el modo de extracción.

Muchos Omega 3 del mercado tienen una baja concentración de DHA, como vemos en esta imagen:

perlas_aceite-e1363177667416

Evidentemente, la concentración que nos conviene es la de la última perla, aunque encontremos la mayoría como la primera y segunda a precios ‘bastante económicos’ (aunque en realidad no lo son pues para aportar la misma cantidad de DHA que la perla con el 90% de concentración, necesitaremos tomar entre 3 a 15 perlas de la primera y segunda composición).

Aun así, la mayoría de los Omega 3 de alta concentración (3ª perla de la imagen)que encontramos en el mercado son ésteres etílicos obtenidos por vía química, no siendo estructuras naturales de los ácidos grasos.  Presentan una baja disponibilidad, generando, además, etanol, después de su hidrólisis en el aparato digestivo.

En cambio, en forma de triglicéridos presentan una mayor biodisponibilidad relacionada con que son un producto totalmente natural y sin ningún efecto secundario.  Por otro lado, cuanto mayor es la concentración de DHA, su eficacia aumenta exponencialmente.

¿Químico o enzimático?  El proceso enzimático que se usa para concentrar el DHA es un proceso natural que nos asegura un aceite con una alta bioactividad de la molécula del DHA, pues preserva la molécula, al no estar sometida ni a reacciones químicas ni a altas temperaturas; además, no tiene efectos secundarios como puedan ser los polímeros, propios de los aceites químicos, pues el cuerpo los acumula y no es capaz de eliminar; también es muy importante que tiene un ph fisiológico y que es un aceite libre de metales pesados (por ejemplo, mercurio y arsénico).

Los 6 dobles enlaces del DHA son una de las características únicas de su molécula.  Es muy importante, ya que las conexiones entre neurotransmisores y receptores se producen a través de ellos.  No en vano un 25% de la masa grasa del cerebro es DHA.  Pero estos dobles enlaces son muy lábiles: tanto los procesos químicos como las altas temperaturas los destruyen.

Fish-Oil1

 

ADVERTENCIAS:

La ingesta de DHA junto con pro- o anticoagulantes debe ser supervisada por sel médico.

Cuando se supere la ingesta de10.000 mg al día de DHA se recomienda no asociarlo a la Aspirina y supervisión médica.

Algunos productos con ácidos grasos esenciales altamente recomendables, tanto por su alta concentración como por su biodisponibilidad

¿Alguna duda? Contacta con nosotros

post_433

Aceite de Árbol del Té: Mucho más que una loción antipiojos

El aceite del árbol del té es muy popular por su alto poder antiséptico, bactericida, post_433fungicida, antiviral, cicatrizante,antiinflamatorio, desodorante y expectorante; se ha hecho muy famoso entre las madres con hijos de edad escolar, pues se utiliza para la eliminación y/o prevención de piojos (se mezclan 3-4 gotas con el champú habitual).

Sin embargo, su uso se remonta a muchos siglos atrás.  Los Aborígenes australianos conocían la utilización de Malaleuca alternifolia con fines medicinales.  La obtención de pócimas y remedios de uso externo a partir de las hojas aromáticas del árbol del té, tiene su origen en la tribu Bundjalung, que la utilizaban con el tratamiento de infecciones y enfermedades cutáneas.

En 1770 el marine inglés Cook, observó cómo los aborígenes trataban con éxito las diferentes enfermedades cutáneas, por lo que decidió llevarla a Europa para su estudio.arbol-te

El aceite esencial del árbol del té, se obtiene de la destilación por vapor de las hojas y ramas de Malaleuca alternifolia. Este árbol australiano está compuesto de terpenos, mayoritariamente monoterpenos y sesquiterpeno, que confieren al aceite sus extraordinarias propiedades.

El aceite, formado por más de 100 compuestos, es un excelente antiséptico natural, que al aplicarlo de manera tópica sobre erupciones, irritaciones, picaduras de insectos, cortes, infecciones fúngicas, desinfecta y ayudar a calmar el dolor. Además, la conservación de sus sustancias volátiles lo convierte en un excelente remedio para aliviar la sinusitis y la congestión, añadiendo unas gotas a un baño de vapor.

Recientemente se han realizado numerosos estudios sobre los beneficios de su uso tópico, por lo que es muy utilizado en cosmética: ayuda a regenerar y sanar la piel, penetra profundamente la dermis y oxigena las células, limpiando en profundidad. No se conocen efectos secundarios, únicamente hay que tener la precaución de diluirlo en el caso de pieles muy sensibles, como las de bebé.

la-calidad-del-aceite-de-arbol-de-te-2Sus principales usos en cuanto a belleza y salud son:

Verrugas: Aplicar sin diluir directamente sobre la verruga, y tapar con una gasa o apósito, mantenerlo así durante la noche, y por el día destapado sin más. Repetir todas las noches hasta que la verruga desaparezca.

Padrastros: Para los uñeros se recomiendan baños de 20 minutos en agua 3-remedios-caseros-hongos-unas-L-LEtJhFcaliente con gotas del aceite y aplicar directamente sobre la lesión, 2 veces al día.

Onicomicosis. Para Hongos en las uñas, aplicar el aceite puro sobre la uña, con ayuda de un algodón, de 1 a 3 veces al día.

Erupciones, irritaciones, piel seca, alergias: Aplicar 1 ó 2 gotas directamente en la zona afectada, no más de 3 veces al día, para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.  Se puede utilizar diluido sobre eccemas, psoriasis y quemaduras solares.

Cortes pequeños: Una vez limpiada la zona afectada, mezclar dos gotas de aceite con 100 ml. de agua y aplicar en la zona afectada.

Picaduras de insectos: Aplicar una gota directamente sobre la picadura, para calmar el picor y aliviar la zona afectada.

Pieles con tendencia acneica: Aplicar directamente sobre el área afectada durante 3 veces al día.  Completar el tratamiento realizando baños de vapor, al que se le añaden 8-10 gotas de aceite en un recipiente con agua caliente, cubriendo la cabeza con una toalla.

Herpex simple en labios: Aplicar directamente sobre la lesión aceite del árbol del té, varias veces al día, para calmar el dolor y ayudar a reducir la inflamación.  Una vez que la lesión haya secado, aplicar aceite del árbol del té diluido (3 gotas en 200ml.), para regenerar los tejidos.  También se puede aplicar en caso de varicela u otras enfermedades virales de la piel.

Conjuntivitis: Agregar una gota del aceite en un vaso (de vidrio) con agua tibia hervida, empapar un algodón, exprimirlo y colocar sobre los párpados durante 20 minutos, 2 veces al día.

Encías inflamadas, garganta irritada o dolorida: Agregar 3 a 5 gotas de aceite a un vaso de agua y realizar enjuagues bucales o gárgaras dos veces al día. Para la higiene bucal colocar una gota del aceite puro en el cepillo de dientes antes de cepillarse.am_592164_6299784_823708

Para el cabello: Mezclar 3 gotas con el champú habitual, para disminuir el picazón y combatir la caspa, piojos y hongos.

Para descongestionar: Realizar baños de vapor para tratar la congestión y la sinusitis, para ello poner 4 gotas en el humidificador.

Higiene corporal: Este aceite es muy recomendable para personas que acuden a gimnasios, piscinas u otros lugares públicos, en los que se está expuesto a múltiples infecciones. Ya que es un antiséptico muy potente, puede aplicarse en pequeñas cantidades en las manos o pies, o diluido en agua a través de sprays o enjuagues.

Aromaterapia: El aceite esencial del árbol del té fortalece el sistema inmunológico, por lo que si aromatizamos nuestro hogar a través de difusores o sprays, eliminaremos las bacterias en el ambiente.

Usos en veterinaria: Para evitar las pulgas en su mascota, colocar en una esponja húmeda 10 gotas del aceite y aplicar después de cada baño; para las garrapatas aplicar el aceite directo sobre el área afectada, además de realizar tratamientos con aceite diluido una vez por semana o según sea necesario, utilizando una botella con spray.

Masaje: Mezclar 5% de aceite de árbol del té con aceite base, como de jojoba o de almendras.

usosarbolte1

El aceite puede utilizarse en otro tipo de lesiones e infecciones cutáneas.

Precauciones
– El aceite de árbol de té es sólo para uso externo. No ingerir.
– Debido a su alta concentración, sólo son necesarias unas cuantas gotas.
– Realizar una prueba de sensibilidad colocando unas gotas del aceite en el dorso de la muñeca y observar si de produce alguna reacción.  Si llegara a producir irritación, enjuagar el área abundantemente con agua y utilizar soluciones diluidas o descontinuar su uso.
– No utilizarse directamente en bebés, únicamente diluido en agua.
Mantener fuera del alcance de los niños y en un lugar fresco y seco.

PROMOCIÓN ACEITE ÁRBOL DEL TÉ

glutamato

Glutamato Monosódico, Potenciador de sabor neurotóxico (E-621)

glutamato¿Qué es el Glutamato Monosódico? Es una sustancia NEUROTÓXICA, prohibida por la ley, usada en muchos de los productos que consumimos.

Cuando investigamos sobre el glutamato monosódico terminamos por sorprendernos, no del daño grave que cause en la salud ni de la perversidad de su efecto a nivel bioquímico, sino más bien de los vacíos legales en su legislación.

Fue inventado en la década de los 60, causando de inmediato un boom en la industria alimenticia que sólo se detuvo cuando se descubrió que personas que acostumbraban a comer en restaurantes chinos comenzaron a presentar problemas de salud como náuseas, vómitos, diarreas frecuentes, jaquecas y migrañas.  Fue entonces que se le comenzó a llamar “síndrome del restaurante chino”; el causante era el glutamato monosódico, lo que motivó que se estudiara en profundidad, descubriéndose también síndrome de mala absorción en niños y consecuente anemia e incluso hiperactividad.

El glutamato monosódico bloquea receptores cerebrales que son los encargados de indicarnos nuestro límite de saciedad, es decir, podemos comer alimentos como las sopas sin sentirnos realmente llenos, provocando el aumento del consumo de estas comidas y, por consecuencia lógica, mayor obesidad, una de las principales causas de diabetes infantil.


Ahora se sabe que su consumo reduce también la absorción a nivel del duodeno, así como aumenta la putrefacción en el intestino grueso, traduciéndose en una muy lenta digestión que hace que restos de la sopa puedan durar meses en el intestino.  En consecuencia, se incrementa los gases, la colitis y su progreso hacia el cáncer, pues estas sustancias un día pueden ser reconocidas por el sistema inmune como agentes extraños y comenzar una respuesta inmunológica con células cancerosas.

Además, se relaciona con el aumento de la presión arterial y el deterioro de las paredes vasculares.

Este potenciador del sabor lo encontramos en la mayoría de productos envasados, por ejemplo, salsas y sopas, pastillas para caldo, snacks, patatas fritas, pizzas congeladas, platos preparados, embutidos, comida rápida, etc.

cuadro_glutamato

Le aconsejamos revisar detenidamente la etiqueta de los productos que compra.

Algunos caldos vegetales sin glutamato monosódico

Artículo de Discovery Salud sobre el glutamato monosódico (E-621)

Fuente extraída de “Barcelona Alternativa”

 

propóleos

CURIOSIDADES DEL PROPÓLEO – Un bálsamo conocido desde hace mucho

SONY DSC

Hoy en día muchos apicultores quisieran que las abejas no recolectaran esa resina oscura y pegajosa llamada propóleo y que cuesta tanto trabajo despejar de los cuadros y paredes de las colmenas.

Sin embargo, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el propóleo es más valioso que la mayoría de los productos que los apicultores usualmente obtienen.  Y, a medida que se encuentran nuevos usos y aplicaciones a esta resina misteriosa, su valor aumenta en todas partes del mundo debido a la gran demanda que tiene: gracias al trabajo de investigadores de diversas disciplinas, el propóleo ha dejado de ser el “patito feo” de la apicultura.  Conviene recordar que en el pasado fueron igualmente desperdiciados por desconocidos el petróleo, la placenta materna, numerosas hierbas y plantas indeseables, la biomasa y determinados hongos, algas y bacterias, para poner sólo algunos ejemplos.

A pesar de ser un producto casi desconocido en nuestra época, desde hace miles de años el propóleo ha sido usado con fines medicinales, al igual que otros productos de la colmena.

Para ilustrar mejor esta afirmación, es útil recorrer brevemente el uso que ha tenido el propóleo -sin dejar de mencionar la miel y la cera- en distintas culturas durante los pasados cuatro milenios.

propóleosLa referencia más antigua al propóleo data del antiguo Egipto, donde era bien conocido por los sacerdotes, quienes tenían en sus manos la medicina, química y arte de embalsamar los cadáveres y usaban esa resina con este último fin.  Sobre la miel como medicamento hay referencias más antiguas, como las tabletas de arcilla de la cultura mesopotámica, de 2.700 años antes de nuestra era.

En el primer libro médico, Libro de preparación de medicamentos para todas las partes del cuerpo humano, en el papiro de Ebers (escrito aproximadamente en el 1700 ane), se menciona la cera y el propóleo (cera negra) como medicinas.

Los antiguos egipcios conocían las propiedades laxativas de la miel como remedio contra los parásitos.  En el citado papiro se mencionan muchos usos de la miel: como medicina contra las enfermedades internas, como apósito quirúrgico externo, para quemaduras, úlceras e inflamaciones de los ojos.  También en el papiro de Beck Badog se citan la miel y la cera como medicamento.

En la Biblia se habla del propóleo con otro nombre (tzori).  Primero, cuando José es vendido a los ismaelitas que iban de Galaad a Egipto, se dice que la caravana de camellos llevaba ládano, bálsamo (propóleo) y cáscara resinosa (Génesis 37:25).  Luego, cuando Jacob pide a sus hijos que le lleven al primer ministro de Egipto como regalo lo mejor que hubiera en el país de Canaán, menciona en este orden “un poco de bálsamo y un poco de miel, ládano, cáscara resinosa, pistachos y almendras” (Génesis 43:11).

mielLos profetas hebreos lo mencionan como bálsamo de Galaad o Judea, para uso médico (Jeremías 8:22; 46:11; 51:8 / Ezequiel 27:17) y se hace referencia a que era un importante producto en el comercio de los antiguos reinos de Judá e Israel, al igual que el trigo, miel y aceite.  También sobre el uso medicinal de la miel hay abundantes referencias bíblicas (ejemplo, Proverbios 24:13) e incluso se cita que Jonatán, el hijo del rey Saúl, aclaró sus ojos con la ayuda de la miel (1 Samuel 14:25-29).(Citas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras)

Aristóteles consideraba al propóleo purificación de la cera y lo estimaba como remedio para las contusiones y las llagas supurativas.

El propóleo fue usado por las legiones romanas con fines medicinales.

Plinio, que es considerado el más importante naturalista entre los romanos, dice en su Historia natural que el propóleo (mellizo) “es de gran provecho como medicamento, tiene olor molesto y así muchos lo usan como gálbano”. Y añade: “Quita los aguijones y los objetos que han entrado en la carne, reduce las hinchazones y ablanda las induraciones de la piel.  Disminuye los dolores nerviosos, cura las úlceras, los abscesos y los forúnculos que son a menudo incurables.”

Posteriormente aparecen datos acerca del propóleo en los trabajos de Galeno y Varro.

En la civilización hindú, persa, el imperio inca, medicina popular georgiana e incluso durante guerras del siglo XIX y XX, es conocido el uso del propóleo.

 

Fuente extraída del libro “Propóleo, El oro púrpura de las abejas” (Moisés Asís)